Noticias

  • Programas de edición ideales para montar vuestros cortometrajes

    12 mayo, 2017

    Cuando hablamos de cine enseguida nos viene a la mente la imagen trepidante de un rodaje con todo el equipo repartido por el set realizando su trabajo a contrarreloj. Pero el cine va mucho más allá de esa fase. Existe un proceso tan hermoso y creativo como desconocido llamado postproducción.

    La postproducción es la fase posterior al rodaje, cuando construimos nuestra película a partir de todo aquello que hemos rodado. Es el momento de la edición de la película a través del montaje de las imágenes y del sonido. Este proceso, que anteriormente se realizaba de forma manual, hoy en día requiere disponer de un programa de edición digital que se adapte a nuestras necesidades.

    Como tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de programas de edición, pero no siempre es fácil escoger el más adecuado para nosotros, os proporcionamos una pequeña guía de programas gratuitos.

    Programas básicos de edición: Windows Movie Maker e iMovie

    Como indica su nombre, el Windows Movie Maker es para usuarios del sistema Windows, mientras que el iMovie es de uso exclusivo para Mac. Son los programas más conocidos y de los más utilizados para realizar montajes sencillos.

    Ambos permiten montar vídeos de forma muy intuitiva, arrastrando clips y cortándolos fácilmente. Es cuestión de ordenar los planos de vuestro corto en la línea de tiempo y reproducir la secuencia todas las veces que queráis para previsualizar el resultado.

    Incorporad audio, música y efectos arrastrándolos al punto concreto del montaje que prefiráis y configurad la duración, el volumen o la intensidad en unos cuantos clics.

    El iMovie tiene el plus de ofrecer un banco de sonidos y de música de dominio público que podéis incorporar a cualquiera de vuestros montajes. En el caso del Movie Maker tendréis que grabar vuestros propios efectos e importar vuestra música, lo cual dará a vuestros montajes un toque más personal y único.

    ¡OJO! ¡Todas aquellas imágenes, músicas y sonidos que utilicéis —y que no hayáis producido vosotros— tienen una autoría!

    Si no os convence ninguno de estos, podéis encontrar una alternativa en el Avidemux, que es un programa más básico, con una interfaz muy minimalista y que tiene la ventaja de ocupar poco espacio de memoria. Si utilizáis ordenadores con poco espacio puede ser vuestra opción ideal.

     Programas más complejos de edición: Lightworks y Davinci Resolve

    Tanto si sois de Windows como de Mac o Linux podéis utilizar otros programas gratuitos que ofrezcan más funciones para la edición y el retoque de vuestras creaciones, por ejemplo la edición de varias pistas de vídeo y audio a la vez.

    Por un lado, podéis probar la versión gratuita del Lightworks, uno de los programas más utilizados para la edición de películas profesionales, que cuenta con un diseño intuitivo y claro y con múltiples funcionalidades.

    Y por el otro, el Davinci Resolve es un magnífico programa de edición que os permitirá profundizar en otros aspectos importantes de la “postpo”, ya que ofrece muchas herramientas para la corrección de color y el etalonaje de las imágenes.

    A medida que vamos añadiendo elementos (efectos, sonido, música, títulos…), vemos cómo nuestro cortometraje va tomando forma. ¡No os olvidéis de incluir los créditos finales de la película para exhibirla al público!

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Volver arriba
Cerrar
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies.